lunes, 2 de agosto de 2010

oh mi dios! (post sin fotos)

justamente con el motivo del bicentenario, comencé un estudio socio-filosofo-arqueo-zoo-antropológico a lo largo de la rivera maya buscando el origen de la mexicaneidad.

habrá quien les intente convencer de que más bien, iba a la boda de un primo en mérida, pero recomiendo no caigan en la trampa de los embaucadores, que ellos sólo quieren verles la cara de imberbes, y siendo sinceros, quién aquí presente quiere que se la vean de esa manera?

ahora entremos en materia:

el recorrido comenzó en palenque, y después de días de viaje y escalas, pasando por el pital, el aguacatal, el motel kala en la carretera a champotón, la casa de unos amables limpiadores de huevos en kanki, las pedas maratónicas con los zetas que nos encontramos en pomuch y en la jaina, y cómo podría olvidarme de todas las bellas doncellas que se me ofrecieron apenas planté mi planta en pocboc, les contaría pelo y seña pero éste es un blog familiar, y no queremos tener problemas con el cardenal...

...en qué estaba?


ahh, sí, los viajes, muchos lugares, mucho sexo sin protección, mucho alcohol y muchos hongos, y nada. cero. no encontré nada que valga la pena exponer (aparte de las partes al aire, que se necesitan orear después de algunos días de uso). la mexicaneidad no tiene origen, de hecho, encontré que la mexicaneidad no existe, que resulta ser un mito que inventaron los antiguos celtas durante alguna bacanal alrededor del año 1217. que unos siglos después retomaría su exelentísima exelenteza agustín de iturbide, y de ahí pal real. meses de investigación para nada. muchas pinches gracias.

ya me emputé

piss out!

2 comentarios:

Liz_Misterio dijo...

aaaah conque ahi andabas!!!!
vas a ver...

Cuitlatl dijo...

Que hueva un post sin dibujitos.